Acuaristas

Menu

 

Cultivando Bucefalandras

Las Bucefalandras son mis plantas de acuario favoritas, no solo por sus hermosas hojas de distintas formas y llamativos colores (algunas incluso con reflejos metálicos violetas o azul). Si no que principalmente por su facilidad de mantenimiento. Luego de años practicando el acuarismo y el último tiempo con plantas de alto metabolismo (plantas de tallo que crecen rápidamente en altura al ser cultivadas con CO2 y luz intensa), las tareas de poda constante demandaban más tiempo del que yo tenía disponible, transformando la tarea de mantener el acuario en buenas condiciones en una gran carga.

Al buscar la alternativa de plantas de crecimiento lento que no requirieran podas constantes, revise entre Helechos, Cryptopcorina y Anubias. Pero estas plantas en su mayoría limitaban el tipo de acuario que uno podía armar, dado el gran tamaño de sus hojas, que resultaba incluso toscas para acuarios pequeños.

 

Eso cambio con la aparición de las Bucefalandras, ya que la gran cantidad de variedades, satisfacía todas mis necesidades de tamaños y colores. Existen variedades de Bucefalandras cuyas hojas adultas no sobrepasan 1cm y otras cuyas hojas pueden ser de hasta 10cm. En colores, los hay de todos, verdes oliva, verdes claro, rojizas, azuladas, violetas, café, para todos los gustos.

Las bucefalandras son plantas relativamente nuevas en el mundo del acuarismo, solo se comenzaron a ver hace unos 3 años atrás, son de la familia de las Araceae emparentadas con las Anubias, y su estructura y reproducción es similar a estas. La planta básicamente crece de un “Rizoma” del cual salen raíces adherentes que se pueden fijar a rocas y troncos (normalmente uno las amarra o pega a rocas), sin necesidad de estar enterradas en el sustrato. De ese Rizoma van saliendo brotes que después pueden ser separados del Rizoma principal y darán inicio a nuevas plantas.

rizoma-lupulo-producto

Hace dos años comencé a coleccionarlas y cultivarlas, y en la actualidad ya debo contar con aproximadamente 30 variedades de Bucefalandras distintas.

Sobre ellas puedo contar que su mayor gracia es también su mayor problema. El extremamente lento crecimiento de las Bucefalandras, prácticamente elimino la necesidad de podas en mi acuario. El acuario se puede mantener sano y estético solo siguiendo la rutina de cambio de agua y abonado. Ahora gasto mucho menos tiempo manteniendo los acuarios. Por otro lado, el lento crecimiento de la planta, hace que su reproducción sea a mi juicio la más lenta de entre todas las plantas de acuarios, lo cual justifica su alto valor y escasez en el mercado.

Por otro lado, las bucefalandras son plantas resistentes y fáciles de cultivar, no por eso carentes de temperamento, mi experiencia y observaciones de sus parámetros ideales a lo largo de este tiempo ha sido la siguiente:

Calidad del agua

La temperatura no tiene ni una sorpresa, son plantas de origen tropical de los ríos de Borneo, por lo que se desarrollan bien entre los 20 y 28 grados, rango en que están la mayoría de los acuarios.

Sobre la dureza del agua, aquí si hay sorpresas, en todos mis años de acuarismo, siempre prepare agua pensando en el bienestar de los peces, no de las plantas, para mi estas se adaptaban a cualquier dureza ya que según yo son muy flexibles, pero en las Bucefalandras por primera vez he visto una preferencia marcada a acuarios de aguas blandas.

Las Bucefalandras se dan mejor en aguas sobre los 150 TDS y bajo los 300 TDS, en aguas blandas, las hojas lucen más saludables, y la planta crece a mejor ritmo.

Tampoco gustan de aguas excesivamente blandas bajo 150 TDS, en estas condiciones las hojas nuevas crecen débiles.

Abonos

Por su lento crecimiento, no requieren de grandes cantidades de abono, pero si los necesitan, he visto cambios favorables en la coloración de las hojas con rutinas constantes de macro y micronutrientes, pongo especial atención al potasio y el hierro.

Una rutina de abono constante y completa, mas no en grandes cantidades, será agradecida por la planta.

CO2

Aquí también hay sorpresas.

Las Bucefalandras son plantas de crecimiento lento que pueden prosperar sin problemas en acuarios de bajo metabolismo o Lowtech, pueden crecer sin problemas en acuarios sin CO2 y baja luz.

Sin embargo, varias pruebas me demostraron que crecen mucho mejor con inyección de CO2, no solo eso, la planta es fuertemente estimulada a crecer si la inyección de co2 es fuerte. La lógica daba a pensar que al ser plantas de lento crecimiento, el CO2 no sería aprovechado, o que una dosis baja sería suficiente, pero la planta ha sido muy sensible a reaccionar si aplico 1 burbuja por segundo vs cuando aplico 3 burbujas de CO2 por segundos!

Si bien nunca será una planta de rápido crecimiento, estar nadando en CO2 incentiva a la planta a crecer a un ritmo mucho mayor que una Bucefalandra en condiciones normales.

Las bucefalandras andan mejor con Mucho CO2

Luz

Las Bucefalandras pueden vivir perfectamente bien en bajas cantidades de luz, casi en penumbras, pero todos sus espectaculares colores los muestran solo cuando son cultivadas con luz intensa, los mejores resultados los he conseguido en acuarios con un Watt por litro.

Algo que deben tener en cuenta es que la planta es bastante sensible a los cambios de luz, es decir si han sido cultivadas por mucho tiempo con una luz baja, y de un dia para otro se sube la intensidad, es altamente probable que las hojas viejas de la planta muestren señales de deterioro, se aclaren, incluso que las pierda, esto no matara a la planta, que desde el Rizoma brotara con hojas nuevas adaptadas al nuevo tipo de luz. Esta característica temperamental de la planta es bastante marcada y puede causar preocupación, pero es un proceso normal de adaptación.

Algo parecido ocurre con su paso de emergidas a sumergidas, la mayoría de las plantas que uno consigue en el extranjero, son plantas cultivadas emergidas, muchas de ellas recolectadas en la naturaleza, y al introducirlas en el acuario, pasa el mismo efecto de muchas plantas, que pierden sus hojas y las cambias por otras muchas veces de forma distinta a las originales. Tuve varias variedades que en ese cambio su versión sumergida, resulto ser completamente distinta a la versión emergida. Normalmente las versiones sumergidas de la planta eran más coloridas que las emergidas, que en su mayoría son color verde oliva. Los reflejos metálicos solo se aprecian en las versiones sumergidas de la planta.

DSC02604

En mis pruebas aparte del cultivo libre de algas, no note mayores beneficios en el cultivo emergido de la planta, incluso en algunas especies, concluí que la planta crecía mas rápido bajo el agua cuando tenía arto co2 y luz intensa.

Entre variedades, note marcadas diferencias en la adaptación al acuario, un par de variedades (las menos por suerte), simplemente se pudrieron hasta su rizoma al ser sumergidas, otras perdieron todas sus hojas y sus rizomas pasaron meses antes de adaptarse y comenzar a tirar nuevos brotes, otras en cambio, ni siquiera perdieron sus hojas y comenzaron a crecer sin problemas en el acuario. Las variedades son tantas y su identificación tan difícil, que se hace complejo hacer una lista de las que no se dieron y las que se dieron mejor, pero tener la idea de que, si uno consigue Bucefalandras que no vienen cultivadas de otro acuario, estas diferencias en la adaptación se podrían presentar.

La planta es muy resistente a la aplicación de Carbono liquido o Gluta, incluso en dosis altas o directas, a la planta no le pasa absolutamente nada.

Categoría:   Aquascaping

Comentarios