Acuaristas

Menu

En el Foro El Pez que Nunca Debiste Comprar

Al navegar por ahí, me encontré varios artículos que me parece interesante mostrarles. Lamentablemente en muchos de ellos no aparece el autor ni una dirección web, así que sí él se hace presente, lo felicito de antemano.

Hace unos días, un mexicano aficionado a los cíclidos, me proponía en unos correos electrónicos en los que estábamos intercambiando opiniones, iniciar una campaña para concienciar a los aficionados sobre la necesidad de pensarlo muy bien antes de comprar un pez que luego no puedan mantener. La razón de su propuesta había sido la adquisición de una Tilapia buttikoferi sin tener conocimiento del tamaño que alcanza esa especie. En cierto sentido, adquirí un compromiso con él de escribir este artículo y confío en que lo lea al menos una persona con poca experiencia y sirva para salvar un pez. Uno solo sería suficiente.

Todos hemos sido principiantes en esto de la acuariofilia y todos nos hemos equivocado muchas veces. De hecho, de los errores se aprende y quizá sea muchas veces necesario experimentar por nosotros mismos las cosas para no volver a cometer los mismos fallos. Sin embargo, hay errores que no deberíamos cometer nunca, que son aquellos que hubieran podido ser evitados con poco esfuerzo. Simplemente, con informarnos mínimamente acerca de los peces, su hábitat, el agua que necesitan y su compatibilidad. Todo ello a grandes rasgos, sin excesivos tecnicismos y sin necesidad de tener una biblioteca de 100 volúmenes sobre acuariofilia.

Es evidente que a cualquier novato no se le ocurriría poner una piraña con un tetra neón en el mismo acuario. La cultura popular ya se encarga de darle al nombre de “piraña” un contenido que a veces hasta es exagerado frente a la realidad, pero no sería el primer caso de aficionado que pone en el mismo acuario a un Oscar con un grupito de neones cardenales o que mete ilusionado su nuevo ejemplar de arowana juvenil en su acuario de 40 litros. En ambos casos el final suele ser el mismo: la muerte de uno o varios peces. Pues bien, creo que no hace falta demasiado para saber que ese tipo de cosas no se deben hacer. Solo tener el mínimo de responsabilidad necesario para mantener un ser vivo cualquiera, que consiste en informarse antes acerca de sus necesidades básicas actuales y futuras: alimentación, entorno necesario, compatibilidad con la propia especie (intraespecífica) y con otras especies (interespecífica), tamaño que alcanza el animal y espacio que necesitará para vivir.

A continuación, voy a enumerar una serie de especies o grupos de peces que se encuentran habitualmente en los comercios y que por ser demasiado grandes, agresivas o por incompatibilidades de cualquier tipo solo deberían ser adquiridos por aquellos aficionados que saben exactamente lo que están haciendo. Evidentemente, hay muchas más especies que deberían evitarse y este artículo sería interminable, pero me voy a limitar a especies muy habituales en los comercios y que, en muchas ocasiones, son adquiridos por aficionados sin experiencia que luego tienen un serio problema con ellos.

 

ESTURIONES:

La especie más común es Acipenser ruthenus. Es un pez de agua fría y que suele atraer por su forma primitiva y su aspecto similar a los tiburones. En general son bastante inofensivos y pacíficos, pero alcanzan un metro de longitud. Esto último debería bastar por si solo para que lo evitáramos en acuarios de tamaño normal, pero además hay que tener en cuenta que comerá a sus acompañantes pequeños en el acuario. Con 8 o 10 cm., como se encuentran muchas veces en los comercios, son peces atractivos e interesantes pero luego resulta difícil mantenerlos.

ESTURIONES

 

RAYAS DE AGUA DULCE:

Las que se encuentran habitualmente pertenecen al género Potamotrygon y, aparte de ser bastante delicados, son pacíficos y muy atractivos de aspecto. Sin embargo, por un lado el tamaño que alcanzan (suelen superar los 70 cm. Y algunas especies el metro de longitud), por otro la dificultad de compatibilizarlos con otras especies y, por último, su espino con garfios en la cola, que puede causar desagradables heridas si no se tiene cuidado en su manejo, los hacen poco aconsejables para aficionados que no cuenten con suficiente experiencia y acuarios adecuados para ellos.

Raya de agua Dulce

 

PIRAÑAS:

Las verdaderas pirañas que se encuentran en comercios pertenecen al género Serrasalmus. No hace falta decir mucho sobre ellas. Son peces carnívoros sobre los que hay mitos bastante extendidos (y muchas veces muy exagerados) por lo que la gente que las compra muchas veces sabe lo que hace. Su tamaño, sin embargo, a veces no es tenido en cuenta ya que alcanzan entre 25 y 40 cm., según la especie concreta. Tampoco se suele tener en cuenta que son carácidos (como los tetras) y son peces de cardumen, que necesitan un número mínimo de ejemplares de su especie para convivir. Eso sí, el día que se “cansan” de convivir parten en dos al vecino con el que habían compartido acuario durante meses sin ningún problema. Es evidente que resulta difícil mantenerles en acuarios de pequeño tamaño, casi es imposible encontrarles un compañero adecuado de acuario y, aunque son peces tímidos y huidizos, si se sienten atacados pueden llegar a morder a su cuidador.

piraña

 

PACU:

Se venden muchas veces como pirañas y realmente son peces cercanos, pero cuando el ilusionado comprador los lleva a su casa se lleva la sorpresa de que prácticamente desprecian la carne y comen vegetales… incluidas todas las plantas del acuario. Los que se encuentran en comercios suelen pertenecer al género Colossoma y, después de la sorpresa sobre su alimentación que desencanta a muchos compradores, viene el susto con su tamaño adulto, que puede superar los 40 cm. Además, esta especie se vuelve tímida y nerviosa en acuarios de pequeño tamaño, por lo que no deberían mantenerse en acuarios de menos de 500 litros.

PACU

 

OTROS CARACIDOS:

Hay otros carácidos americanos menos conocidos que pirañas o pacús pero que también son peces de gran tamaño o comportamientos especiales como el carácido de cola rosada (Chalceus macrolepidotus), depredador de cardumen que alcanza los 25 cm., el dorado (Salminus maxillosus) que alcanza hasta 120 cm. de tamaño, o el carácido tigre (Hoplias malabaricus) que llega a los 50 cm. y es un depredador mucho más peligroso que las pirañas.

OTROS CARACIDOS-Hoplias malabaricus

 

TIBURON BALA:

¿Por qué nos atraerá tanto todo lo que suene a tiburón? La verdad es que este ciprínido plateado resulta realmente espectacular. El Balantiocheilus melanopterus suele encontrarse en las tiendas con poco tamaño. Ejemplares de 6 cm. lucen muy bien en un acuario pequeño. Sin embargo, de pequeños son peces de cardumen, pero al crecer se vuelven más autónomos. Un ejemplar aislado que alcance 15 cm. en un acuario con compañeros menores puede convertirse en depredador y acabar con todos sus compañeros. Son peces muy nadadores, por lo que requieren acuarios largos. Muy largos, diría yo, ya que pueden llegar a medir 35 cm. Necesitan, por tanto, acuarios grandes y largos donde mantener un grupo de la especie, evitando compañeros de pequeño tamaño y bien tapado, porque son grandes saltadores. La dura realidad es que viven en muchas ocasiones en acuarios de 60 litros acompañados de neones.

Tiburon Bala

 

PLECO:

Habrá muchos que se sorprendan de encontrar a los comunes plecos entre todos estos peces. Sin embargo, no puedo evitar nombrarle aquí. Lo primero es aclarar que bajo el nombre de pleco hay múltiples especies de siluros con boca de ventosa y no me refiero a todos ellos sino solo a las especies más comunes que se venden bajo ese nombre (Hypostomus spp. -plecos comunes- y Pterygoplichthys spp. -plecos de velo-). Todas ellas superan los 35 o 40 cm. de adultos. Los plecos de velo incluso pueden superar los 50 cm. Pese a lo comunes que son en todos los acuarios, su tamaño los hace inadecuados para volúmenes de menos de 500 litros. Es cierto que se suelen comprar pequeños y que tardan en crecer, pero el problema es qué hacer con un pez de 40 cm. cuando ya no se tiene sitio físico para él. Desgraciadamente es difícil encontrar un aficionado que lo quiera y las tiendas los evitan porque con esos tamaños no es fácil que tengan buena salida. Lamentablemente, muchos acaban muertos y otros malviven en acuarios demasiado pequeños para ellos. Para acuarios pequeños hay limpiadores de algas mucho más pequeños y más recomendables. En mi opinión, algunos también mucho más bonitos. La mayoría de las especies de Ancistrus superan difícilmente los 12 cm. (aunque hay excepciones de especies mayores) y hacen la misma labor de limpieza. También los Otocinclus realizan labores de limpieza con tamaños aún menores.

Pleco

 

PANGASIO:

La especie de Pangasio que se encuentra con más frecuencia se suele identificar con el nombre Pangasius sutchi, sin embargo aparentemente ese nombre de especie no es correcto. Probablemente el nombre científico del pangasio que más aparece en las tiendas es Pangasius hypophthalmus, pero no resulta fácil saberlo con seguridad porque hay cierto lío con las denominaciones en este género. Lo que es seguro es que es otro pez con aspecto de tiburón y eso también lo ha convertido en un habitual de acuarios pequeños cuando es capaz de alcanzar un metro de largo en la naturaleza. En todo caso, el resto de especies de Pangasius conocidas también son de gran tamaño, por lo que es recomendable que se tenga en cuenta que necesitan grandes acuarios. Son tímidos y asustadizos y no les gusta demasiado la luz excesiva. No pueden convivir con peces excesivamente agresivos pero hay que tener en cuenta que a partir de cierto tamaño es difícil que no consideren comida a cualquier compañero de acuario de tamaño suficientemente pequeño.

pangasius

 

PEZ GATO DE COLA ROJA:

El Phractocephalus hemioliopterus se conoce también bajo el nombre común de pez torre en algunos países. Se trata de un siluro de gran tamaño (puede alcanzar los 60 cm.) y es un depredador piscívoro nato, así que solo se puede asociar con cíclidos u otros siluros de tamaño similar. No toleran a otros ejemplares de su misma especie en el mismo acuario.

Pez Gato Cola Roja

 

OTROS PECES GATO:

Hay muchos otros peces gato de gran tamaño o con requerimientos especiales que se encuentran con cierta frecuencia en los comercios. El Sorubim lima, por ejemplo, que no solo alcanza los 60 cm. sino que es depredador y no es fácil que se adapte a comer otra cosa que no sean peces vivos. Otro ejemplo parecido es el Hemisorubim platyrhynchos o pimelodus espátula que alcanza los 35 cm. y comerá peces vivos. También el Pseudoplatystoma fasciatum, que alcanza hasta un metro de largo, Oxydoras kneri que llega a 70 cm. o Paulicea luetkeni, que alcanza ¡¡¡los dos metros de largo y los 100 kilos de peso!!! Todos ellos son voraces depredadores.

Otros peces Gato - Sorubim lima

 

BESUCON:

El Helostoma temminckii o gurami besucón es una especie muy común en las tiendas y los acuarios de aficionados. Acuarios algunas veces demasiado pequeños teniendo en cuenta que puede llegar a alcanzar los 30 cm., si es que sobrevive, cosa que ocurre pocas veces ya que en acuario comunitario la alimentación habitual no les es suficiente y mueren de hambre porque, pese a ser omnívoros, necesitan de una cantidad de aporte vegetal (lechuga, espinacas, guisantes…) muy elevada. No es que este pez sea una mala elección, pero sí que hay que tener en cuenta que acuarios de menos de 100 litros no son apropiados y que habrá que cuidar su alimentación.

besucon

 

GURAMI GIGANTE:

Aunque su propio nombre común ya nos da idea de que el Osphronemos gorami es un habitante poco apropiado de acuarios de pequeño tamaño, muy poca gente imagina al verlo en la tienda que alcanzará los 70 cm. de longitud y que comerá todos los peces más pequeños que pueda engullir. Tiene además el problema de que cuando son juveniles se confunden fácilmente con el gurami chocolate (Sphaerichthys osphromenoides) especie mucho más pequeña que solo alcanza los 5 cm. de longitud.

Gurami Gigante

 

CÍCLIDOS:

Salvo algunas excepciones, los cíclidos no son una buena elección para un aficionado inexperto que quiera incluir algún pez más en su acuario comunitario, sobre todo si este es pequeño. Desde luego, los cíclidos africanos de los grandes lagos (especies de Pseudotropheus, Metriaclima, Melanochromis, Labidochromis, Labeotropheus, Tropheus, Cyrtocara, Lamprologus, Neolamprologus, Cyphotilapia…), la mayoría de los africanos fluviales conocidos como cíclidos joya (especies de Hemichromis), las especies de Tilapia o especies de Nanochromis y la mayoría de los centroamericanos (antiguos Cichlasoma) deben descartarse. También muchos sudamericanos de cierto tamaño como especies de Aequidens, Hypselecara, Crenicichla, Cichla, Geophagus… y, por supuesto, los comunes óscar (Astronotus ocellatus). En algunos casos el motivo será el excesivo tamaño que alcanzan, pero en general y como motivo mucho más importante es su territorialidad y agresividad, sobre todo en el momento de la reproducción. Por otra parte algunos de ellos tienen requisitos especiales en cuanto a su alimentación (carnívoros, piscívoros, vegetarianos…) y otros requerimientos especiales de agua (dura y alcalina o blanda y ácida) lo que los hace difíciles de compatibilizar en acuarios con otras especies. Además muchos de ellos se caracterizan por redecorar el acuario moviendo la grava, desenterrando las plantas y mordisqueándolas por lo que la recomendación general es abstenerse de comprarlos salvo que se tenga muy claro su destino y este no sea un acuario comunitario normal (sí podría ser, en muchos casos, un acuario comunitario para cíclidos). Por nombrar dos especies de lo más común con las que habitualmente se suceden los intentos de adaptarlos a acuarios comunitarios a los que he hecho referencia diré que los bocas de fuego (Thorichthys meeki) y los convictos (Archocentrus nigrofasciatus) seguramente ocupan el primer lugar de ventas. Tampoco conviene olvidar que los populares escalares o peces ángel (Pterophyllum scalare) y los discos (especies de Symphysodon) son cíclidos y que pese a su carácter pacífico y relativamente tranquilo no hay que olvidar que tienen un elevado sentido de la territorialidad (sobre todo frente a congéneres) y que llegan a un tamaño que puede superar los 15 cm. por lo que no es recomendable su mantenimiento en acuarios demasiado pequeños (los escalares en más de 60 litros y los discos en más de 100). Además, hay que tener en cuenta que los escalares adultos pueden depredar sobre especies pequeñas, como neones, por ejemplo. Las excepciones a todo lo anterior, además de los escalares y los discos, que son cíclidos que se pueden mantener en acuario comunitario con las restricciones antes expuestas, son los cíclidos enanos sudamericanos (especies de los géneros Apistogramma, Crenicara, Dicrossus, Microgeophagus…) y algún cíclido fluvial africano como los Pelvicachromis pulcher. Todos ellos podrán formar parte de un acuario comunitario normal, incluso a veces de reducido tamaño, pero habrá que tener en cuenta su territorialidad y el aumento de agresividad en la época reproductiva de forma que garanticemos el espacio suficiente para nuestros cíclidos y el resto de las especies que conviven con ellos. También hay que tener en cuenta que la agresividad territorial aumente con especies parecidas, es decir que si ponemos dos parejas de Apistogramma en el mismo acuario su agresividad y territorialidad será mucho mayor entre ellos que contra unos neones, o cualquier otro pez que no se parezca a los cíclidos.

Ciclidos - Oscar

 

MONODÁCTILOS, ESCATÓFAGOS Y ARQUEROS:

Se encuentran estas tres especies con cierta frecuencia en los comercios. Las tres alcanzan tamaños de cierta importancia ya que los monos (Monodactylus argenteus) y los arqueros (Toxotes jaculatrix – antes Toxotes jaculator) alcanzan los 25 cm. y los escatófagos (Scatofagus Argus) los 30 cm. Las tres especies son de agua salobre y deben ser mantenidas en agua de esas características por lo que no son adecuadas para un acuario comunitario normal. Los monos y los escatófagos son omnívoros y ambas especies necesitan un aporte importante de comida vegetal. Los primeros, además, pueden comer peces pequeños. La alimentación de los arqueros es más complicada todavía ya que necesitan comer alimento vivo, preferiblemente insectos.

MONODÁCTILOS_ESCATÓFAGOS_Y_ARQUEROS - arquero1

 

FANTASMA NEGRO Y OTROS PECES CUCHILLO:

Los Apteronotus albifrons (fantasma negro) están muy de moda últimamente y se suelen ver con frecuencia en comercios. Su color negro con un par de franjas blancas en el final del cuerpo y, sobre todo, su forma típica de los peces cuchillo los hace muy atractivos. El problema es que este es un pez completamente inadecuado para su mantenimiento en un acuario normal. Alcanza los 50 cm. de tamaño y salvo en instalaciones de exposición y zoológicos no debería ser mantenido. Son muy insociables entre ellos, por lo que conviene mantener un solo ejemplar de la especie. Además de la especie anterior, de origen sudamericano, hay otros peces cuchillo que aparecen en los comercios con frecuencia. El pez cuchillo africano (Xenomystus nigri) alcanza los 30 cm. y tiene la complicación añadida de que cuando son juveniles son peces de cardumen y sin embargo los adultos son solitarios por lo que puede plantearse un problema serio en acuario cuando un grupo de juveniles llega a la edad adulta. Los peces cuchillo asiático (especies de los géneros Notopterus y Chitala) se suelen encontrar esporádicamente en los comercios y también alcanzan tamaños importantes (por ejemplo, 35 cm. el Notopterus notopterus y hasta un metro Chitala ornata). Además son insociables, mordedores y depredan sobre otros peces por lo que se recomiendan acuarios específicos.

FANTASMA NEGRO Y OTROS PECES CUCHILLO - fantasma negro

 

PEZ ELEFANTE:

La curiosísima forma corporal de este pez es la que lo hace tan atractivo. Su tamaño (alcanza los 23 cm.), su territorialidad y poca sociabilidad con peces de su misma especie y el hecho de que es un pez algo delicado y requiere fondos de arena muy fina son los problemas que tiene esta especie (Gnathonemus petersii). Por lo demás, es un pez pacífico frente a otras especies.

Pez Elefante

 

AROWANAS O ARAHUANAS:

Las arowanas nos atraen por su raro aspecto y forma primitiva. Se venden ejemplares de poco menos de 10 cm. y hay que saber que el tamaño adulto que alcanzan prácticamente todas las especies es de un metro de largo, por lo cual solo son recomendables para acuarios públicos o zoológicos. Además son depredadores piscívoros y muestran gran agresividad frente a otros ejemplares de su propia especie. Lo dicho vale tanto para las especies sudamericanas pertenecientes al género Osteoglossum como para las especies asiáticas del género Scleropages.

arowanas

 

ARAPAIMA:

Aunque realmente yo nunca lo he visto a la venta en tiendas, lo cual se explica porque es una especie protegida y está prohibida su importación, es el pez más grande de agua dulce (hasta tres metros de tamaño) por lo que Arapaima gigas merece un lugar en esta lista. Aparte de su tamaño es un depredador solitario y muy agresivo en la época de reproducción y come alimento vivo.

arapaima-gigas

 

PEZ MARIPOSA:

El Pantodon buchholzi no plantea demasiados problemas por su tamaño, ya que solo alcanza los 10 cm. es un pez raro por sus grandes aletas su forma de nadar y su hábitat en la superficie del agua. Es un pez bastante insociable, sobre todo con otros peces de superficie. Peces que vivan en las zonas medias o bajas del acuario normalmente son tolerados, aunque los peces pequeños serán comidos ya que es un depredador piscívoro.

Pez Mariposa

 

PECES GLOBO:

Los peces globo del género Tetraodon llaman nuestra atención en los comercios por su forma, sus colores y, sobre todo, su curiosa forma de nadar. La mayoría de las especies son de agua salobre, aunque hay excepciones. Las especies de agua salobre pueden soportar aguas dulces, aunque son más propensas a contraer enfermedades y no se reproducen. Su tamaño es muy variable según la especie en concreto. Hay especies que no superan los 6 cm. y otras verdaderamente gigantes como el Tetraodon mbu, que alcanza los 75 cm., por lo tanto es importante saber exactamente qué especie se está comprando. En todo caso, lo más importante es que son especies fundamentalmente insociables, activas y mordedoras tanto frente a congéneres como con otras especies. En muchos casos comen también peces y su alimentación puede complicarse porque algunos ejemplares solo aceptan alimento vivo. Por todo ello, se recomienda muchas veces el mantenimiento en un acuario de especie.

tetraodon

 

Es seguro que hay otras muchas especies que podrían estar en este artículo. Como dije al principio, he intentado limitarme a especies que se encuentran con cierta frecuencia en las tiendas.

No puedo terminar sin repetir la idea principal que inspiró este artículo: No compres un pez que no conozcas, que no vayas a poder mantener en el futuro, que pueda ser incompatible con el resto de peces de tu acuario… Infórmate primero y asegúrate de lo que haces antes de comprar una especie concreta. Piensa que es un ser vivo que va a depender de ti y de los cuidados que puedas darle en el futuro.

 

 

“Articulo originalmente publicado en el foro por alcanfors”.

Categoría:   Novatos

Comentarios