Acuaristas

Menu

En el Foro El Punto Blanco

La enfermedad del punto blanco es provocada por Ichthyophthirius multifilii, un protozoo ciliado ectoparásito obligado, de distribución mundial, causante de graves pérdidas en la producción comercial de peces para el alimento y también en los peces ornamentales de los acuarios. El primer reporte de la enfermedad fue en 1876 por Bouquet. Los huéspedes son potencialmente todos los peces de agua dulce o que experimenten alguna fase en agua dulce. Esta enfermedad es altamente contagiosa y causa graves problemas especialmente cuando existe superpoblación o estrés. Es capaz de provocar una mortalidad masiva, pudiendo llegar al 100%. Para la prevención de la enfermedad lo más indicado es el diagnóstico temprano.

Signos Clínicos:

Los peces infestados con Ichthyophthirius multifilii muestran un número variable de puntos blancos circunscritos que se presentan en la piel, agallas y aletas de los peces, son visibles a simple vista, pueden llegar a alcanzar hasta 1 mm. de diámetro, la cantidad de puntos aumenta con la gravedad de la infestación. En ocasiones los parásitos pueden ubicarse sólo en las branquias y el punto blanco no se observa en la piel de los peces. Las branquias afectadas se observan inflamadas y pálidas.

Cuando la enfermedad esta comenzando y los puntos blancos son pocos o no son identificados, los peces se muestran inquietos, nadan con movimientos bruscos, tratando de liberarse del parásito, si la enfermedad esta más avanzada, se pueden ver muchos puntos blancos y los peces están letárgicos, en este fase las defensas del pez están muy decaídas y la mejoría del pez es muy difícil.

Ciclo de vida:

Ichthyophthirius multifilii es un protozoo ciliado, posee un núcleo característico, en forma de herradura, que lo distingue de los otros protozoos.

Su forma adulta, el trofozoonte, se asienta entre las capas de la piel del pez, alimentándose de las sustancias nutritivas que encuentra, esta invasión de la piel provoca una reacción por parte del pez que lo cubre de células epidérmicas (el punto blanco), haciéndolo resistente a la mayor parte de los tratamientos comerciales. El trofozoonte tiene la capacidad de desplazarse en forma ameboide entre el tejido intercelular, interfiriendo con la osmoregulación y si están en las branquias, con el intercambio gaseoso del pez.

Cuando el trofozoonte esta maduro abandona al pez, se rodea de una capa de mucus y se adhiere al sustrato, o cualquier otra superficie, formando un quiste. Esta fase del parásito se conoce como tomonte. El tomonte comienza a dividirse mitóticamente, formando miles de células móviles, capaces de nadar, los tomites, que son liberadas cuando el tomonte se rompe.

Los tomites buscan a un nuevo hospedador por señales químicas y está descrito que son capaces de sortear obstáculos para llegar a su objetivo. Si no encuentran otro huésped, luego de 55 horas mueren, debido a lo limitado de sus reservas energéticas. Al tomar contacto con un nuevo huésped se introducen en la piel.

Hay investigadores que han descubierto que los parásitos pueden multiplicarse directamente bajo la piel del pez, pasando por alto las diferentes etapas, cuando esto sucede se observan, microscópicamente, múltiples células de Ichthyophthirius multifilii, alineadas o en grupos bajo la piel del pez.

La infestación puede ocurrir entre los 25,56°C hasta los 0,56°C. La duración del ciclo de vida del parásito depende de la temperatura del agua, a 23,89°C completa su ciclo en 4 días, en cambio a 7,22°C lo completa en 5 semanas.

Se ha descrito que el trofozoonte, si es expulsado de la piel del pez, es capaz de empezar a dividirse sin llegar a enquistarse, liberando un número menor de tomites, también es capaz de multiplicarse en peces muertos sin abandonar al huésped.

Existen formas resistentes y que se desarrollan cuando las condiciones le son favorables, lo que explicaría la aparición de esta enfermedad en forma repentina.

Patogenia:

La piel del pez se ve severamente dañada por la continua salida y entrada de parásitos, afectando el equilibrio osmótico del pez, estresándolo, además de ser una puerta de entrada de bacterias y hongos. Las branquias reaccionan al parásito engrosándose, lo disminuye el intercambio gaseoso, por la distancia mayor entre el agua y la sangre del pez, además de que el flujo normal del agua esta alterado. Las capas epiteliales de las branquias pueden llegar a separarse y provocar la pérdida de electrolitos.

Diagnóstico:

El diagnóstico se basa en la observación de los puntos blancos en la superficie del pez y en la conducta del pez, en el caso de querer corroborar el diagnóstico se puede realizar un frotis de la piel para la inspección microscópica, observaremos al parásito, bajo la epidermis, con el núcleo característico en forma de herradura, puede presentar formas ameboides, debido al desplazamiento bajo la piel del pez.

Tratamiento:

Se debe considerar que solo las formas natatorias libres del parásito son afectadas por las sustancias químicas, y que la duración del ciclo del parásito depende de la temperatura del agua, por esto es recomendado elevar la temperatura del acuario hasta los 30°C, si es que las especies en cautiverio son capaces de soportar esa temperatura, además que a esa temperatura hay menos oxígeno disuelto en el agua y los parásitos, se ahogarían.

Por la existencia de formas enquistadas en el acuario el tratamiento debe realizarse sin sacar los peces afectados a acuarios hospitales, sino que sometiendo a todo el acuario al producto químico, algunos de éstos son:

Prospectos sera:
Prospectos seachem:
Prospectos tetra:
Productos jungle:

Usar cada medicamento según las instrucciones de los fabricantes.

Metronidazol: se consigue en algunas farmacias como flagyl o como medicamento genérico que es barato (menos de $1500). Al empezar el tratamiento hay que cambiar 40% del agua del acuario, para mejorar las condiciones del acuario. Aumentar la temperatura del agua del acuario a 30º C siempre que las especies mantenidas lo permitan, aumentar también la oxigenación del agua. Disolver un comprimido de 250 mg, por cada 25 – 30 lts. del agua del acuario, en un recipiente aparte, una vez que se disuelve aplicarlo al acuario; después de 48 horas de la primera dosis se debe notar mejoría en los peces, si no sucede esto, se debe continuar la medicación, pero renovando un 30% del agua del acuario. Una vez sanos los peces, filtrar con carbón activado para eliminar los residuos del metronidazol. El metronidazol no tiene efecto sobre la flora bacteriana del filtro ni sobre las plantas. No usar el jarabe flagyl que tiene glucosa.

tratamiento con Metronidazol:

Imagen
Imagen

enfermedad leve, pocos puntos blancos.

Tratamiento
Imagen

tuve que tratar a todo el acuario por las razones expuestas, además aumenté la temperatura a 28º C y como dice el primer post: “Disolver un comprimido de flagyl de 250 mg, por cada 25 – 30 lts. del agua del acuario, después de 48 horas de la primera dosis se debe notar mejoría en los peces, si no sucede esto, se debe continuar la medicación, pero renovando un 30% del agua del acuario. ” En este caso eran 100 litros por lo que use 4 comprimidos de 250 mg.

después de tres días:

Imagen
Imagen

Verde malaquita: no muy recomendado debido a que tiñe la silicona y porque hay especies que son sensibles a este colorante (Caracinidos, botias, lochas, algunos barbos y los alevines de todas las especies), pero es recomendado cuando la enfermedad está avanzada. Dosis: 1 mg del colorante por cada 25 litros de agua por 10 días, o la misma dosis pero cambiando cada 48 horas el 25% del agua.

Cloramina T: se usa en baños de 12ppm por una hora, controla las infecciones secundarias como las formas libres de Ichthyophthirius multifilii. Es biodegradable. Es usada en la producción de peces para el alimento.

Ajo: parece ayudar con los tratamientos con verde malaquita y metronidazol, también se usa como preventivo, se toman dientes de ajo y se machacan en un mortero y se agregan gotas al acuario. más información sobre los beneficios del Ajo en este articulo del foro: http://www.acuaristas.cl/el-ajo-preventivo/

Sal: baños de 15 gr/lt por 30 minutos, por varios días hasta que no se vean puntos blancos, no es muy efectivo ya que no trata al acuario infectado y el cambio de presión osmótica junto con el manejo de los peces hace que se estresen y debiliten.

Prevención:

Debido al potencial daño de la enfermedad, y la rapidez del contagio, las medidas de prevención son las más indicadas:

  • Observación detallada de los peces que introduzcamos al acuario, lo mejor es hacer una cuarentena del mismo en nuestras casas, en un acuario especial para este fin, o observarlo en la tienda en un intervalo de 5 días para que la enfermedad se manifieste.
  • Desinfección de todos los troncos o piedras que usemos para adornar.
  • Los alimentos vivos que saquemos de lagos o ríos, pueden ser portadores de quistes.

Aunque estas medidas sean seguidas, la enfermedad puede llegar a presentarse, debido a la capacidad del protozoo de vivir en forma latente, enquistado, y reactivarse cuando las condiciones le son favorables.
La vacuna para el punto blanco esta siendo desarrollada y existen trabajos sobre inmunización en el bagre del canal.

 

“Articulo Originalmente Publicado en el Foro por Pezvetera”

Categoría:   Enfermedades

Comentarios