Acuaristas

Menu

Hibernación en acuarios de carassius/goldfish

Sabiendo que se viene un periodo de temperaturas bajas que a muchos acuaristas, sobre todo a los neófitos en la crianza y mantención de especies de agua fría como los Carassius, les preocupa y genera la interrogante: “¿Le pongo calefactor a mi acuario?”

En su ambiente natural, tanto peces como plantas están sometidos a cambios estacionales. Esta disminución de la temperatura en otoño e invierno, permite al pez reducir de forma natural su actividad metabólica, aumentar su esperanza de vida, potenciar su crecimiento y le permite tener cambios hormonales adecuados para la mantención de su especie.

A pesar de que muchos criadores saben que la mayoría de las líneas sofisticadas de Carassius son obtenidas en lugares de temperaturas templadas, esto no es sinónimo de que deban vivir en temperaturas templadas siempre. En las zonas templadas el agua puede llegar en ocasiones a temperaturas tropicales (por encima de los 30º), pero esto ocurre solamente por un corto periodo de tiempo y no los 12 meses del año. Durante la mayor parte del año esta agua están entre los 18º a 20º y durante los periodos de frió, por debajo de los 12º, temperatura donde el Carassius no se alimenta en gran cantidad.

Durante la hibernación, también habrá que reducir la intensidad de iluminación y  estar constantemente revisando y verificando que nuestros peces no dejen de comer y que no presenten algún tipo de síntoma que indique alguna enfermedad. Deberán eliminarse con más frecuencia los residuos alimenticios y detritus, asimismo. También habrá que reducir la alimentación a no más de una ración diaria.

Forzar la  temperatura no producirá problemas inmediatos, pero en el mediano-largo plazo puede, además de acortar sus vidas e impedir un desarrollo al máximo de su talla o tamaño, impedir que los cambios hormonales se produzcan naturalmente, ya que se está permitiendo artificialmente que el pez sea activo sexualmente todo el año, hace que éste posea muy poca energía en el verano y se traduzca en que los machos no persigan a las hembras y las mismas no habrán desarrollado al 100% su capacidad de puestas, haciendo deficiente la procreación de los mismos. Asimismo, una alimentación forzada puede llevar a graves daños intestinales, los que a su vez se traducirían en problemas a la vejiga natatoria, hidropesía y finalmente, daño interno por infección bacteriana.

En resumen, sin un periodo de reducción de  temperatura seguido de otro de elevación, o sea, que pasen naturalmente por otoño – Invierno / primavera – verano, estarás dando un estándar de vida reducido a tus Carassius y no se podrá lograr calidad y cantidad de ejemplares en épocas reproductivas.

A continuación les dejo algunos artículos del foro con más información sobre otros aspectos en el cuidado de los Carassius.

Información sobre cuidados básicos

Información sobre alimentación

Información sobre reproducción

Categoría:   Agua Fría, Blog, Estanques y Piletas, Mantención, Peces

Comentarios