Acuaristas

Menu

En el Foro Los Viviparos en el Acuario

Cuando damos nuestros primeros pasos en esta maravillosa afición, montamos nuestro primer acuario y vamos a la tienda en busca de los primeros pobladores, seguramente los primeros candidatos que nos ofrecen son Xifos, Guppys, Platys y Mollys, no en vano, son unos peces que crían con mucha facilidad y son muy prolíficos dando lugar a crías perfectamente autónomas, lo que llena de alegría a los principiantes. Es, precisamente, esta capacidad de dar a luz crías vivas y no huevos como la mayoría de peces, lo que ha hecho que erróneamente reciban el nombre de vivíparos entre los aficionados y muchas veces entre los propios comerciantes por un abuso de lenguaje.

En este artículo vamos a intentar indagar más acerca de lo que es estrictamente el viviparismo, definiendo el concepto e intentando mostrar todo un conjunto de especies muchas veces desconocidas por los aficionados o quizás menospreciadas por no presentar los despampanantes colores de los clásicos “vivíparos” que también se encuentran dentro de esta catalogación.

Vamos a comenzar explicando los conceptos de vivíparo y ovovivíparo que son la clave para entender todo el entramado y no utilizar erróneamente los términos.

Vivíparos

Decimos que un pez es vivíparo cuando existe un lazo de unión entre la madre y el embrión, de modo que mientras los alevines se encuentran en el interior de la madre, éstos se alimentan de los nutrientes que viajan por el torrente sanguíneo y que la madre les pasa por medio de ese lazo de unión (“cordones umbilicales”). En condiciones de austeridad alimenticia el organismo de la hembra sacrifica la capacidad de producir un número mayor de huevecillos por tener una oportunidad para vivir. En el momento del parto, la unión madre-embrión se rompe y son liberados al exterior alevines perfectamente formados.

Ovovivíparos

Cuando hablamos de peces ovovivíparos nos referimos a peces en los cuales no existe un nexo de unión entre la madre y el embrión pero por el contrario, los alevines nacen perfectamente formados tras producirse la eclosión de los huevos en el interior de la madre. Este es el caso de la mayoría de peces comercializados multicolores que han recibido tradicionalmente la catalogación de vivíparos cuando en realidad no lo son a ciencia cierta.

La fertilización interna es un problema resuelto en diferentes formas en las distintas familias de vivíparos, generalmente por medio de la modificación de la aleta anal que forma el equivalente a un pené.

Dentro de la catalogación de vivíparos verdaderos englobaríamos a miembros del género Poeciliopsis y a Heterandria formosa. Del mismo modo, existen poecílidos africanos y sudamericanos que se encontrarían representados dentro del oviparismo, si bien no todos y finalmente, encontraríamos a sean los únicos).

Dentro de los goodeidos también observaríamos ovíparos en la primitiva subfamilia de los Empetrichthynae, así pues no podemos generalizar a una familia entera la catalogación de ovoviviparismo o viviparismo, puesto que depende de la especie ante la cual nos encontremos estaremos ante un tipo u otro de reproducción.

Una vez observadas las diferencias existentes entre los dos términos, es momento de comentar a grandes rasgos las características generales y algunas especies de los peces que catalogamos como verdaderos vivíparos:

  • Poecílidos
  • Goodeidos
  • Anablépidos
  • Hemiramfidos

Poecílidos

La familia Poeciliidae está formada como hemos visto por peces que utilizan los tres diferentes tipos de reproducción, si bien aquí únicamente vamos a hacer mención de ellos debido a que algunos practican el viviparismo real, aunque comentaremos una serie de características generales que son aplicables a toda la familia.

El órgano copulador está formado por una modificación de los radios de la aleta anal de los machos que recibe el nombre de gonopodio. Está formado por un conjunto de estructuras de anclaje a modo de garfios para conseguir que la fecundación tenga lugar con éxito. Aparte presenta movilidad gracias a la musculatura que hay en su base. El macho puede llegar a transferirle a la hembra hasta 3000 paquetes de esperma. Estos paquetes se rompen para liberar el esperma y alguno de estos fertiliza a un huevo maduro. Un punto importante es que los espermatozoides permanecen en los pliegues del oviducto para la fertilización de los siguientes huevos.

Una vez tiene lugar la fecundación, la hembra puede almacenar el esperma durante varios meses lo que permite ir fecundando progresivamente sus huevos sin la necesidad de un macho y de esta manera garantizan la perpetuación de la especie. Esto es algo que sorprende a muchos acuariófilos, dado que en un acuario donde una hembra había parido y le habían sido retiradas las crías, observan como dejándola sola y sin introducir ningún macho la hembra vuelve a estar en estado de preñez.

Los poecílidos toleran un amplio rango de condiciones ambientales e incluso encontramos representantes en aguas salobres como los ovovivíparos del género Poecilia.

Como creemos que es importante dar a conocer especies no demasiado frecuentes en los comercios, pero que no por ello dejan de tener encanto, vamos a hacer mención de unas serie de ellas (tanto vivíparas como ovovivíparas): Phalloceros caudimaculatus, Alfaro cultratus, Poecilia sp. Endler, Belonesox belizanus, Heterandria formosa, etc…

Ciertas especies, particularmente Heterandria spp. Tienen un sistema de reproducción intensiva llamado producción en línea o superfetación. Esto significa que la hembra puede tener huevos en desarrollo y al mismo tiempo tener embriones en diferentes estados de desarrollo, desde justo apenas fertilizados hasta listos para nacer. Por medio de este método, especies pequeñas como Heterandria spp. Pueden llegar a tener crías de nacimiento tan grandes como una tercera parte del tamaño de la madre con mínimas demandas nutricionales por parte de la cría hacia la madre. De esta forma cantidades considerables de crías pueden nacer constantemente, esto ocurre en Guppys y Gambusia.

Especies más comunes

Xiphophorus helleri (Espada / Cola de espada)

Características: Pertenece a la familia de los poecílidos y procede del sur de México y Guatemala. Su aspecto es fusiforme, destacándose la aleta caudal espigada del macho. En estanques puede alcanzar (y superar) una longitud de 15 cm., pero en un acuario comunitario, unos 10. La hembra es algo más grande que el macho pero, si bien conserva la gama de colores, no cuenta con la característica “cola de espada” de aquellos consistente en radios espinosos en la parte inferior de la aleta caudal. Hay variedades con cola de lira o con dos espadas (inferior/superior).

Medio: El acuario que los contenga deberá ser de unos 60 cm. de frente, con unos 20 litros (como mínimos) y vegetación. El agua rondará por el pH neutro y una dureza media.

Temperatura: Progresan entre los 22 a los 28° C.

Alimentación: Suben a la superficie a buscar su alimento; aceptan casi cualquiera: vivo o escamas secas, krill, artemia, materia vegetal.

Reproducción: Son vivíparos (u ovovivíparos) lo que implica que los huevos -alojados en el vientre de la madre y allí fecundados por el padre- se rompen al momento de la expulsión del alevín que inmediatamente nada libremente. El ritual de apareamiento es casi constante. Una vez preñada la hembra parirá, entre las cuatro y seis semanas, entre 20 y 100 alevines vivos aunque el número de crías depende del tamaño de la madre. Para ello, habrá que separar en otro acuario a la madre e introducirla en una celda de cría (o sus “amigos” se comerán las crías). Los alevines se pueden alimentar con yema de huevo, y artemia salina cuando sean algo mayores; también aceptan alimentos secos para “bebés”. El ciclo de reproducción de la hembra, puede repetirse cada 4 o 5 semanas. 

Cola de Espada

  

Poecilia Reticulata (Guppy)

Características: Pertenece a la familia de los poecílidos y procede del Brasil septentrional, Venezuela, Guayana, Barbados y Trinidad. Toman su nombre vulgar de su descubridor: Robert J. Lechmere Guppy quien los introdujo en Gran Bretaña en 1860. Antes, era conocido como Lebistes reticulatus. Los que se destacan son los machos en virtud de la variedad y colorido de sus colas (redonda, en pala, en lanza, en alfiler, abanico, etc.). Es pequeño, no supera los 3 cm. en los machos y las hembras no pasan los 6. Se desenvuelve mayormente en el sector medio del acuario.

Medio: El acuario que los contenga deberá ser de unos 30 cm. de frente, con unos 20 litros (como mínimos) y vegetación (aunque no demasiado abundante). El agua rondará por el pH neutro a ligeramente alcalino (7.0-7.5) y una dureza media. No siempre toleran la sal. Por otro lado, habrá que cuidar de no incluir especies agresivas junto a los Guppys ya que les morderán las colas o los acosarán.

Temperatura: Progresan entre los 22° a los 28°C.

Alimentación: Suben a la superficie a buscar su alimento; aceptan casi cualquiera: escamas secas, krill, artemia, materia vegetal e inclusive, el “polvo” de sobra de otros alimentos para peces. Su pequeña boca obliga a desmenuzar su comida.

Reproducción: Son vivíparos. Existen diferencias externas en cuanto a la sexualidad, ya que el macho es más chico, presenta una colorida cola y un gonopodio cerca de la aleta ventral. La hembra, por su parte, es mayor y poco colorida, salvo en la cola. El ritual de apareamiento es constante. Una vez preñada la hembra parirá, entre las cuatro y seis semanas, entre 20 y 100 alevines vivos. Para ello, habrá que separar en otro acuario a la madre e introducirla en una celda de cría (o sus “amigos” se comerán las crías). Las crías se pueden alimentar con yema de huevo, y artemia salina cuando sean algo mayores; también aceptan alimentos secos para “bebés”. El ciclo de reproducción de la hembra, puede repetirse cada 4 o 5 semanas.

Guppy

 

Poecilia sphenops (Molly)

Características: Los Mollys son peces tranquilos y vivaces, que se mueven en todos los estratos del acuario. Estas características, junto con su facilidad de cría les tendrían que hacer tan populares o más que el resto de sus compañeros (Xifos, Platys y demás), sin embargo, sus mayores dimensiones y la necesidad de agua salobre son obstáculos importantes.

Medio: Los Mollys son peces que se sienten a gusto en aguas con un PH. alcalino. El rango aceptable sería entre 7 y 8. Respecto a la dureza del agua siempre ha existido una cierta polémica entre los criadores, aficionados, etc., respecto a si los Mollys necesitan la adición de sal marina al agua. En su medio de origen las especies de Molly habitan en aguas salobres, y se han encontrado incluso ejemplares en mar abierto a no mucha distancia de las costas. Los peces acostumbrados a vivir en aguas salinas que son trasladados a acuarios de agua dulce pierden vitalidad y color, y terminan por enfermar. Sin embargo no está tan claro que después de varias décadas criándose en cautividad sea necesaria la adición de sal a los acuarios en los que han de vivir Mollys. Lo que está claro es que los Mollys van a necesitar siempre para vivir aguas duras o muy duras, la dureza total del agua no debería ser nunca inferior a 5º dGH en un acuario que vaya a albergar a estos peces. La cantidad de sal a añadir varía desde los que recomiendan añadir una cucharadita de sal por cada cuatro litros de agua a los que recomiendan la misma cantidad pero cada diez litros de agua (o un litro del agua de mar por cada 50 de agua dulce). No debemos de usar sal común para “salinizar” el agua para los Mollys. Carece de elementos que les resultan indispensables. Podemos usar sales comerciales para preparar agua de mar.

Temperatura: Las especies de Molly P. sphenops y P. latipinna son capaces de soportar un muy amplio rango de temperaturas, que van desde los 18º a los 28º C. P. velífera es menos tolerante en lo que a temperaturas se refiere, y la gusta más el calor. Las temperaturas para esta especie deberían mantenerse entre los 25º y los 28ºC

Alimentación: Los Mollys son peces omnívoros en los cuales el componente vegetal de la dieta tiene un papel especialmente relevante. Se ha podido comprobar que ejemplares de esta especie son perfectamente capaces de mantenerse sanos y fuertes con una dieta exclusiva o casi exclusivamente formada por alimentos vegetales. Esta es la causa de que muchos intentos de utilizar esta especie en la lucha contra los mosquitos al igual que se hace con los Guppys, hayan sido un enorme fracaso. Si no les proporcionamos la materia vegetal que necesitan en su dieta los Mollys sufrirán alteraciones en la digestión, y tenderán a comerse las plantas para obtener lo que necesitan.

Como base de la dieta de los Mollys podemos emplear un alimento en escamas rico en materia vegetal, o una mezcla de alimento vegetal con alimento para omnívoros. También pueden encontrarse en el mercado alimentos especialmente formulados para los Mollys.

El alimento seco constituye, como ya hemos dicho, únicamente la base de la alimentación de estos peces. Si queremos que nuestros peces crezcan rápido, sanos, fuertes, con colores vistosos, y sobre todo si queremos que se reproduzcan deberemos de proporcionarles alimentos naturales tales como lombrices troceadas, gusanos micro, larvas de mosquito y tubifex. Se los podemos dar tanto vivos como congelados. Además de estos productos, podemos darles ocasionalmente otros alimentos de origen animal tales como yema de huevo cocida y manto de mejillón troceado. Uno de los alimentos que los Mollys adoran y que además contribuye a fortalecerlos y realzar su colorido son los adultos de artemia salina, si podemos encontrarlos serán un suplemento excepcional, especialmente para los reproductores.

A los Mollys les encanta ramonear entre las plantas comiendo las algas que pueden llegar a crecer sobre sus hojas. No debemos preocuparnos por la integridad de nuestro jardín subacuático siempre y cuando les proporcionemos suficiente materia vegetal en la dieta. Una hoja de lechuga o espinaca escaldada y picada fina será también un delicioso manjar que estos peces sabrán apreciar.

Los reproductores deben de recibir una dieta más rica en proteína animal si queremos tener mayores garantías de éxito en la cría.
Podemos darles de comer dos veces al día, mañana y tarde. Una de las veces les proporcionaremos alimento seco, y la otra el alimento “fresco”.

Reproducción: La gestación en las especies de Molly dura entre 8 y 10 semanas. Cada hembra puede tener hasta 100 crías por parto. No se muestran tanta tendencia al canibalismo como otras especies pero, sin embargo, es necesario prever dispositivos adecuados de protección para los alevines o un acuario densamente plantado. Como paridera es más que suficiente con un recipiente de diez litros. La temperatura ideal del agua será de 24º – 25º C (25º C para P. velifera). Para alimentar a los alevines emplearemos alimento para peces en polvo, yema de huevo, artemia salina, espinacas finamente picadas o algas… A medida que crezcan iremos incorporando otras presas como tubifex troceados, larvas de mosquito…Son muy voraces, y si deseamos que su crecimiento sea rápido necesitaremos alimentarlos 5 ó 6 veces al día, si no podemos dedicarles tanto tiempo lo mínimo aceptable son dos veces al día. Requieren cambios frecuentes de agua si se quiere que su crecimiento no se vea ralentizado.

Es cierto que para tener garantías en la reproducción o al menos aumentar el éxito de la misma se hace necesario añadir sal a las concentraciones ya indicadas. A medida que los alevines vayan creciendo se puede ir reduciendo la concentración de sales hasta mantenerlos en agua dulce y no salobre. 

Moly

 

Xiphophorus maculatus (Platy)

Características: Su perfil del vientre es más convexo que el dorso, la aleta dorsal es grande y posee 10 ó 12 radios espinosos. El color típico de su cuerpo es amarillento o anaranjado o bien verdoso o azulado y poseen un dibujo irregular formando unos puntos negros. La aleta caudal suele ser anaranjada o rojiza, mientras que el resto de las aletas son de un tono verde amarillento. Sus partes inferiores pueden ser plateadas o doradas. Existen varios híbridos de acuario, así como diversas variedades de color.

Medio: A estos especímenes se les puede cuidar en un acuario de al menos 30 cm provisto de una buena iluminación y unas cuantas zonas de vegetación. El agua será de dureza media y ligeramente alcalina, pero no se le añadirá sal.

Temperatura: entre 20-25 son peces bastante resistentes en cuanto a temperatura

Alimentación: El Platy es un pez voraz, omnívoro, que acepta una gran variedad de alimento. Acepta gusanos, crustáceos, insectos, materia vegetal, comida desecada, hojuelas. Lo ideal es ir alternando los distintos tipos de alimentos.

Reproducción: La reproducción se puede realizar en un acuario comunitario, ya que se reproduce con mucha facilidad y es un pez muy prolífico. Los Platys son paces ovovíparos, la hembra pare alevines ya formados y autosuficientes.

Los machos son más pequeños (5 cm) y tienen una mayor coloración. En el macho su aleta anal se ha transformado en un órgano copulador llamado gonopodio. Las hembras son más grandes (7 cm) y tienen una coloración menor.

Preparar un acuario con una zona lateral con mayor vegetación donde la hembra pueda resguardarse del resto de los peces y los alevines puedan esconderse. La temperatura será de 23 a 27ºC.

La reproducción de los Platis se realiza de la siguiente manera: El macho exhibe sus aletas y realiza un baile típico ante la hembra. Si la hembra esta receptiva realizará una parada en la natación que permitirá la cópula y la transmisión de los espermatozoides por medio de los espermatoforos (paquete donde van los espermatozoides). En el momento del parto la hembra se retira a un lugar apartado donde pueda cobijarse y allí pare. Los Platys, incluida su madre, tienden a comerse sus crías. Las hembras próximas al parto se caracterizan por sus vientres de gran tamaño y una extensa mancha negra en la zona ventral-anal. Dependiendo del tamaño de la hembra esta parirá de 20 a 150 alevines vivos durante un período de varios días.

Los alevines no son exigentes en la alimentación, aceptan escamas trituradas. Se aconseja alimentarlos de vez en cuando con larvas de mosquito o de artemia para un mejor y más rápido crecimiento. Los alevines podrán alcanzar la madurez sexual pasados 6 u 8 meses. 

Platy

 

Goodeidos

A simple vista pueden parecernos poecílidos comunes, si bien no merecen estar catalogados dentro del anterior grupo debido a diferencias a nivel del órgano copulador. Como dijimos anteriormente, dentro de esta familia encontramos vivíparos verdaderos, salvo algunas especies de linajes ancestrales que serían ovíparos.

En esta familia, tenemos una modificación de la aleta anal mucho menos compleja en los machos que recibe el nombre de andropodio.
Se ha observado que los alevines de las especies englobadas dentro de este grupo superan en tamaño a los de los ovovivíparos más grandes.
Los representantes de la familia Goodeidae se extienden por la zona central de México (los goodeidos de linajes más “modernos”) y por el sudoeste de Estados Unidos en el caso de los goodeidos de linajes más “antiguos” como la subfamilia Empetrichthyina).

Algunas especies comunes son: Ameca splendens y Xenotoca eiseni. Destacar que la segunda, se trata de una especie endémica y que su hábitat poco a poco se va viendo reducido lo que la convierte en una especie que puede fácilmente incluirse si las cosas no cambian dentro de la catalogación de especie en peligro de extinción.

Especies más comunes

Ameca splendens (Carpin mejicano o Butterfly splitfin)

Características: El cuerpo es compacto y robusto, bastante hidrodinámico. La aleta dorsal, se encuentra bastante retrasada, estando en la mitad posterior del cuerpo, a la altura de la anal. Coloración base varia de gris plata a gris plomo, siendo moteada de negro (más abundante contra más cerca de la línea lateral). En los machos, al final de la aleta caudal existe una franja vertical negra seguida de una amarillenta clara. Mide entre 6 y 8 centímetros los machos, las hembras hasta 12. Comportamiento Relativamente pendenciero, como el resto de los Goodeidos, lo mejor es mantenerlos en acuarios individuales o con especies robustas. Pueden vivir en compañía de cíclidos, pecílidos (Colas de espada por ejemplo) y algunos tetras, pero sobre todo otros goodeidos. Si están bien alimentadas, no tocaran sus crías.

Medio: Es un pez de tamaño medio grande, por lo que necesitará para estar bien un acuario de 80 a 100 litros como mínimo. La decoración podrá estar basada en madera y piedras, pero es importante la presencia de plantas acuáticas que ayudaran a mejorar la calidad del agua y darán refugio a las crías que nazcan. Agua pH 6.5 – 7.5; soportan una dureza media alta, incluso hasta 30º dGH.

Temperatura: La temperatura optima de esta especie ronda entre los 20 y los 30 grados, no obstante son peces muy resistentes una vez adaptados que pueden soportar sin problemas temperaturas superiores e inferiores a ese rango. En su hábitat, la temperatura anual puede variar desde pocos grados sobre 0 hasta más de 35º C.

Alimentación: Aceptan de buen grado todo tipo de alimentación, incluso la seca para peces tropicales, no obstante se aconseja el uso de comida viva o congelada para mejorar la coloración de los animales. Es conveniente un aporte vegetal que puedes ser suplido con pastillas de Spirullina.

Reproducción: Los machos tienen una librea diferente a la de las hembras, con menos moteado en el cuerpo y teniendo una marcada franja negra seguida de una de color amarillo pálido al final de la aleta caudal. La aleta dorsal del macho es ligeramente más grande. El macho tiene los primeros radios de la aleta anal modificados en una estructura típica de los goodeidos llamada andropodio. No confundir con el gonopodio de los pecílidos.

Vivíparo real, tras la fecundación interna realizada por el macho con ayuda del andropodio (primeros radios de la aleta anal modificados para ayudar en la cópula) la hembra esta unos 2 meses de gestación. Tras ello pare hasta 30 crías bien formadas (juveniles, no larvas) que se caracterizan por las trofotenias (restos del cordón umbilical que las unía a la madre). 

Ameca splendens

 

Xenotoca eiseni:

Características: Especie de complexión robusta, el macho tiene un cuerpo “alto” muy anguloso, casi rectangular con la cabeza puntiaguda y la boca ligeramente orientada hacia arriba, su coloración general es olivácea teniendo el último tercio del cuerpo irisaciones azul verdoso y el pedúnculo caudal un fuerte tono naranja, la aleta dorsal presenta unas líneas negras, el macho también presenta en la aleta pélvica un andropodio (órgano copulador denominado así en los goodeidos) para inseminar a las hembras. La hembra tiene un cuerpo bastante menos “alto” que el macho, siendo la forma de la cabeza muy similar, presenta una coloración completamente olivácea con excepción de la aleta caudal que tiene tono anaranjado, las hembras tienen la típica mancha oscura de gravidez en el vientre. Los machos, siempre más pequeños que las hembras de cinco a seis centímetros, y las hembras entre siete y ocho centímetros.

Medio: Especie poco exigente pero necesitada de un acuario de cierto tamaño, mínimo 60 litros para un acuario especifico y un pequeño grupo de animales, o bien un acuario de mínimo 100 litros comunitario bien plantado, donde las hembras preñadas se puedan refugiar del acoso de los machos, pero al mismo tiempo con algún espacio libre amplio para nadar. Es un pez relativamente pacifico pero muy activo, no se le debe acompañar de peces pequeños o que necesiten mucha tranquilidad, algunas Xenotocas tienen la manía de mordisquear las aletas de sus compañeros de acuario, se deben mantener en grupos con más hembras que machos.

Temperatura: Soportan un amplísimo rango de temperaturas (algunos autores lo sitúan de 15ºC a 32ºC) por lo que pueden estar perfectamente en un acuario sin calefactor en una vivienda normal. Necesitan una buena filtración pues producen muchos desechos.

Alimentación: Comen absolutamente de todo, desde alimento comercial tipo copos o gránulos, hasta papillas caseras, pasando por la larva roja y la artemia congelada, incluyendo alimento vivo.

Reproducción: Estos peces son vivíparos auténticos (los alevines se alimentan de la madre al estar unidos a las paredes del útero por un símil de cordón umbilical llamado trofotaenia), la hembra al contrario que en los poecilidos necesita ser fecundada para cada “embarazo”, tras un periodo de gestación entre seis y ocho semanas la hembra dará a luz entre cinco y quince alevines de gran tamaño, que se pueden alimentar con nauplios de artemia o alimento en polvo para alevines. Los adultos no se comen a las crías. 

Xenotoca eiseni

 

Anablépidos

La familia Anablepidae es originaria de América igual que el grupo anterior y está formada principalmente por tres géneros: Anableps que comprende a tres especies (A. anableps, A. dowi, A. microlepis), Jenynsia formado por nueve especies y Oxyzygonectes que únicamente tiene a la especie O. dovii.

Es curioso observar el órgano copulador de los machos de Anableps, ya que la madre naturaleza ha querido que únicamente puedan desplazarlo hacia un lado siendo entonces imposible fecundarse con hembras que tengan la obertura genital en el mismo lado que ellos al producirse la copulación en el mismo sentido y de forma paralela. De este modo, se promueve la variabilidad genética y la mejor adaptación de la especie a las variaciones de las condiciones ambientales.

Observamos también lateralidad del órgano copulador en el caso de Jenynsia, si bien en el caso de las hembras la obertura genital es central, de modo que la fecundación puede producirse desde ambos lados.
Tanto en un caso como en el otro, estamos hablando de un órgano copulador tipo gonopodio

Los Anablépidos usan un proceso denominado gestación folicular. Esto significa que los huevos antes de ser expulsados del ovario y después de la fertilización el folículo y el saco vitelino actúan como una especie de placenta entre el embrión y la madre. Los embriones Anablepidos (en el folículo) absorben nutrientes del fluido que esta alrededor de los bulbos vasculares que están en el saco del folículo.
Curiosamente, dentro de los anablépidos encontramos, al igual que en el caso de los goodeidos, representantes ovíparos como es el caso de Oxyzygonectes dovii pese a presentar fecundación interna de sus óvulos.

Especie más comunes

Dowi de Anableps (Cuatro-ojo Norteño):

Características: Cuerpo redondeado y alargado, comprimido hacia la cola, ojos elevados encima de la cabeza y divididos longitudinalmente, produciendo dos pupilas en cada ojo, quijada superior más de largo; dientes simples; orificios nasales tubulares, membranas de la papada ensambladas debajo de la garganta (pero no fundida) a la garganta, aletas pélvicas en el vientre, detrás de las pectorales, la aleta dorsal (7-10 rayos), corta, detrás de aleta anal, en la parte posterior del cuerpo en la base de la cola esta órgano genital interno, en machos es un tubo escamoso formado por los primeros tres rayos anales de la aleta. Alcanza los 34 centímetros de largo.

Medio: Habitad de agua dulce, y, a veces (como en el golfo de Fonseca, de El Salvador), en áreas salinas del mangle en las bocas de los ríos. Vive en la parte alta del acuario.

Temperatura: tropical, 24 – 28°C

Lamentablemente la información sobre este pez y las otras variedades es muy escasa… solo pude encontrar esto y en inglés. 

Dowi de Anableps

 

Hemiramfidos

La familia Hemiramphidae está formada mayoritariamente por especies ovíparas, sin embargo, la mayoría de especies que son comercializadas como peces de acuario, por no decir todas, son vivíparas.

El órgano copulador de esta familia entra dentro de lo que catalogamos como andropodio que ya explicamos anteriormente.

Representantes de esta familia los encontramos en los géneros Dermogenys y Nomorhamphus que son conocidos por los acuariófilos bajo el nombre de “medio pico de pato” debido a la forma de su boca adaptada para capturar insectos en la superficie del agua.

Este grupo está siendo objeto de estudio actualmente al existir controversia entre las diferencias existentes entre ambos géneros, de modo que no vamos a entrar en temas de taxonomía y dejémoslo en manos de los ictiólogos que están trabajando en ello.

Especies más comunes

Dermogenys pusillus (Pez Pico)

Con el nombre de Dermogenis siamensis se comercializa una especie muy similar de pico más corto que recibe el nombre común de “Medio Pico”. Esta especie es más agresiva con los de su misma especie y no acepta temperaturas mínimas inferiores a 20º C. Por lo demás, vale todo lo que se detalla para D. pusillus.

Características: Pez que tarda en aclimatarse pero es muy sociable cuando se adapta al acuario. Nada en la superficie donde captura insectos; es saltarín. El macho puede mostrar un colorido rojizo en las aletas impares, hembra más robusta y, sobre todo, macho provisto de órgano copulador (aleta anal transformada). Pacífico, aunque los machos se agreden entre ellos sin llegar a mayores. Tamaño machos hasta 7 cm; hembras hasta 8 cm.

Medio: Acuario no muy profundo, bien tapado y con peces muy tranquilos que habiten las aguas medias o inferiores, Debería incluir plantas flotantes de raíces largas, como por ejemplo helecho japonés flotando libremente (Ceratopteris cornuta o Ceratopteris talichroides), Riccia u otras. El resto de la decoración deberá prever que el tercio superior del acuario permanezca libre para la natación. Agua dureza próxima a 12 dH, pH alrededor de 7,5 y con sal (una cucharada de té cada 10 litros).

Temperatura: de 18 a 29º C, óptima alrededor de 26º C.

Alimentación: pez insectívoro al cual no le deben faltar larvas de mosquitos y otros alimentos vivos en su dieta. Aceptan escamas y otros alimentos para peces.

Reproducción: ovovivíparo, por lo que se recomienda separar la hembra en estado de gravidez avanzada a un acuario dispuesto para recibir las crías, en cuyo interior se incluya una abundante plantación como refugio y fuente de alimento de los recién nacidos. Incluir pulgas, cyclops y otros alimentos vivos pequeños, como Artemia salina en la primera alimentación. 

Dermogenys pusillus (Pez Pico)

 

Nomorhamphus liemi (Pez Medio Pico)

Características: Cuerpo largo y delgado, con la cabeza igualmente alargada y una boca muy alargada que finaliza en una especie de lengua dirigida hacia abajo. Los ojos están situados justo encima del final de la boca.

La aleta dorsal está situada muy atrás en el cuerpo, en una posición cercana a la de la caudal. La gran mandíbula inferior con prolongación hacia atrás es inmóvil, de modo que sólo mueve la superior en su búsqueda y obtención de alimento.

Color claro de tonos plateados verde-marrón, con las aletas de un color anaranjado, el labio inferior que le da el nombre de medio pico es color negro. Una línea roja y verde se extiende a lo largo del cuerpo desde la mandíbula inferior hasta el pedúnculo caudal.

Se distingue por unas atractivas marcas negras y rojas en los extremos de las aletas. Una especie muy similar, Nomorhamphus ebrardti tiene colores menos llamativos, teniendo sólo rojo en las aletas. Tamaño Los machos hasta 7 cm, las hembras hasta 9-10 cm.

En libertad habita las capas superiores del agua, nadando siempre cerca de la superficie en busca de alimento. En el reducido espacio del acuario tienden a ocupar también la zona media.

Aunque su aspecto es de depredador son peces pacíficos que pueden vivir en compañía de otros. Será mejor mantenerlos en un cardumen pequeño.

Medio: Zonas poco profundas de ríos de curso rápido, entre vegetación a una altura de entre 600 y 1.200 metros sobre el nivel del mar. Este pez es adecuado para acuarios medianos y con espacio para nadar. No necesita acuarios profundos, pero sí de cierta longitud (más de un metro). Le gusta nadar en la zona superior y le gustan los saltos por lo que el acuario deberá tener tapa. Deben de disponer de un filtro con un caudal que proporcione una buena corriente y alta oxigenación.

Agua pH 6.5-7.0, GH hasta 10ºd. No son peces muy sensibles en lo que a la composición del agua se refiere, pero se encontraran mejor en un agua blenda y un poco ácida. Son sin embargo bastante sensibles a los cambios de pH en el agua, y la falta de estabilidad de este parámetro suele producir erupciones de hongos en la zona dorsal. Por esta razón, los cambios de agua han de ser frecuentes, pero no de gran volumen (sobre un 20% es suficiente).

Temperatura: entre 23 a 26ºC.

Alimentación: En la naturaleza se alimenta de insectos y larvas que captura de la superficie del agua. Por eso sería bueno alimentarlo con organismos vivos pero también acepta alimento congelado y seco.

Reproducción: Los machos son más coloridos, sobre todo en las aletas. El labio inferior es mucho más pronunciado y negro en los machos, que es muy característico de esta especie. Los machos son además más pequeños que las hembras. La aleta anal del macho está modificada en órgano copulatorio.

El medio-pico es vivíparo pero no excesivamente prolífico. Pueden parir a entre 30 y 65 alevines. Es mejor trasladar a los alevines al acuario de cría para evitar que los padres se los coman o bien usar un acuario específico. En el último caso se debe separar la hembra en estado avanzado a un acuario para cría, con abundante plantación flotante como refugio y fuente de alimento para los recién nacidos. Los padres tienden al canibalismo, por lo que han de ser retirados.

Una vez van creciendo también hay que ir separando a los pequeños por tamaño, pues son dados al canibalismo y los más grandes se quedan solos al comerse a sus hermanos que se quedan más pequeños. 

Nomorhamphus liemi (Pez Medio Pico)

 

 Hibridación

La hibridación es un tema apasionante para los criadores profesionales. Frecuentemente se puede hibridar los miembros del mismo género pero también entre miembros de la familia de los vivíparos. En otras palabras las especies de Gambusia se pueden hibridar entre ellas además con la mayoría de las especies de Poecílidos. Las Mollys son capaces de reproducirse con cualquier miembro de la familia Poecilidae. Algunos de estos híbridos son fértiles y también son capaces de generar nuevos híbridos. Esta característica ha brindado la oportunidad de obtener una fantástica variedad de formas y colores sumamente atractivas la mayoría de ellos por hibridación entre varias especies de Xiphophorus y otros poecílidos.

Si te interesa más seriamente la reproducción de los vivíparos debes hacerlo con sumo cuidado, además de llevar registros de cualquier movimiento, trata en lo posible de evitar mezclar especies que tengan un parentesco muy cercano por que otra forma las líneas puras corren el riesgo de perderse. No obstante que muchos acuaristas consideran que la reproducción de los vivíparos es sencilla, la opinión de los criadores más dedicados de vivíparos es que con estas especies se tiene que ser más cuidadoso que con otro tipo de crianza. Imagina que de cada especie existen muchos linajes, variedades de color y una cierta cantidad de hibridación entre las especies, por lo tanto, es necesario extremar la vigilancia en el orden de los registros para preservar la veracidad de la reproducción. Simplemente el cuidado que sobre el stock de los reproductores debe tenerse es muy importante puesto que con solo no fijarse si entre el grupo de hembra existía un macho, podría afectarse gravemente todo un programa de reproducción durante al menos varios meses.

Dimorfismo sexual y reproducción

La mayoría de los vivíparos cuando son pequeños son iguales las hembras y los machos. Esto es porque son sexualmente inmaduros y los machos no han desarrollado su aleta anal en forma de gonopodio. La pubertad ocurre en la mayoría de los machos en los primeros meses, sin embargo en los espadas y mollys puede ocurrir hasta los nueve o doce meses de edad. El sexado de los guppys es totalmente seguro hacerlo cuando tienen tres semanas de edad.

Las hembras platys son precoces y pueden ser fertilizadas cuando tiene diez días, sin embargo es raro que puedan nacer crías antes de los tres meses de edad. Por esto es importante separar las crías de sus padres, solo si se pretende llevar a cabo un correcto programa de reproducción, porque se corre el riesgo de que los machos los fertilicen a las hembras pequeñas. También es importante separar los machos pequeños lo más pronto posible para evitar que fertilicen a sus hembras. Muchas especies de vivíparos una vez que las hembras han quedado gestantes y desarrollan sus crías, los pigmentos obscuros del peritoneo se hacen aparentes en la parte posterior del abdomen, también conocido como “punto grávido”. Durante la gestación de algunas especies incluso es posible observar los ojos de las crías a través de las paredes abdominales.

Para la mayoría de los vivíparos dentro de los acuarios no es aparente la característica de la estacionalidad reproductora, sin embargo algunos de los mollys grandes tienen un periodo de descanso durante el invierno. La mayor influencia sobre la reproducción la ejerce la duración del día (fotoperiodo), los ciclos reproductivos se hacen más lentos cuando los días son más cortos.

Debido a que los peces son ectotérmicos (de sangre fría) todas las funciones metabólicas se hacen más lentas cuando la temperatura es más baja. Por ejemplo el intervalo entre crías de guppys es de 28 días a27 centígrados y 40 días a 20 centígrados. Eventualmente a 15 centígrados el ciclo reproducido se detiene.

También existen algunos aspectos que podrían confundir el desarrollo de la vida de un pez. Algunas especies producen tarde o temprano machos maduros, pero que se desarrollan con apariencia de hembra un tiempo después de haber tenido maduración sexual.

Ocasionalmente hembras tienden a desarrollar características de macho, como un gonopodio o una espada, sin embargo, estos peces son estériles. Este problema es más común en espadas, pero también puede ocurrir en mollys, platys y guppys. Este fenómeno está sujeto a un considerable estudio por parte de los criadores y puede explicarse por qué los peces crecen más rápido los ovarios que los testículos y se desarrolla una hembra o también a la inversa para desarrollar, por ejemplo en el caso de las hembras los testículos comienzan a producir más hormonas que lo normal y comienzan a hacerse manifiestas características sexuales del otro sexo.

Factores ambientales también pueden ser los responsables de esta característica puesto que por ejemplo un pH de entre 5-6 puede causar una mayor cantidad de machos, Gambusia affinis ha sufrido por este problema en su medio natural por la contaminación industrial quedando en riesgo de desaparición.

Basado en distintas páginas de Internet y con colaboración de ex-cervecero

 
 
 

“Articulo Originalmente Publicado en el Foro por Angelpluss”

Categoría:   Novatos, Peces

Comentarios